GRANDES VELEROS
GRANDES VELEROS
EL GALATEA NUNCA MORIRA
GALATEA

JUAN SEBASTIAN ELCANO
ESMERALDA
AMERIGO VESPUCCI
OTROS ENLACES
semillas de marihuana
INTRODUCCION
El fin de esta página es dar a conocer los grandes veleros que surcan o han surcado los oceanos. El velero es el señor de los mares, encarna mucho mejor que los gigantescos trasatlánticos y que los modernos buques de guerra, la importancia de una actuación afortunada y la noble fatiga de surcar los mares domando el viento; un elemento de la naturaleza que, íntimamente ligado al mar, refleja su naturaleza hostil y voluble. Desde hace cuatro siglos, las velas desplegadas por todos los mares del mundo han venido ofreciendo heroicos eventos y grandes tragedias, románticas aventuras y grandes fortunas. Carpinteros de ribera, armadores, constructores y marinos han sido los artífices de las páginas más gloriosas de esa historia. Sin embargo, los verdaderos protagonistas son los veleros en las múltiples formas que han asumido durante una evolución dictada por exigencias prácticas de manejabilidad, velocidad y robustez. En resumen, un homenaje a la belleza, ya que el velero continúa siendo, de entre todas las creaciones del ingenio humano, la más lograda síntesis de exigencias técnicas, funcionales y estéticas.

EL GALATEA

A pesar de lo que pueda parecer por la foto de arriba, el que fuera buque escuela de la Armada Española "GALATEA", sigue muy vivo amén del esfuerzo que hicieron las Autoridades Españolas en su momento por enterrarlo, hundirlo o desguazarlo, y sigue mas vivo todavía en el recuerdo de muchas familias, particularmente Ferrolanas, gallegas y de toda España, durante mas de seis décadas, además representa para la Armada un capítulo muy importante de su historia ya que a bordo se formaron oficiales, espacialistas y suboficiales que dieron importancia a esta parte de la historia, entre los que tengo el honor de encontrarme.

H I S T O R I A

El Glenlee fue construido en la bahia de Port Yard en Glasgow, siendo el primero de una serie de 10 barcos de acero a vela construidos para la empresa de transporte marítimo de Glasgow Archibald y Sterling Co Ltd. El 3 de diciembre de 1896 fué botado en el astillero Anderson Rodgers, precisamente donde se encuentra hoy en día, desplazaba 2.757 toneladas, tenía una eslora de 74,87 metros, una manga de 11,85 y un puntal de 7,85 con un calado a proa de 5,20 y de 5,80 en la popa, la superficie vélica tenía unos 2800 metros cuadrados, repartidos entre 21 velas y un palo mayor de 54 metros de altura. Fue bautizado con el nombre de "GLENLEE" siendo utilizado en principio para el transporte de carga a granel entre Gran Bretaña y Oceanía y otros lugares del pacífico, realizó cuatro viajes alrededor del mundo atravesando (no sin incidentes) 15 veces el Cabo de Hornos con sus temibles tormentas. Posteriormente fue vendido a una naviera Italiana, concretamente genovesa, donde fue rebautizado con el nombre de "CLARA ESTELLA", aunque su paso por la marina civil italiana fue muy corto, 3 años, y allí lo transformaron en motovelero. En 1.922 fue comprado por el gobierno español para transformarlo en buque escuela y sustituir al Nautilus, al llegar a España el casco era negro todavía, la transformación se realizó en los astilleros Echevarrieta y Larrinaga de Cádiz y las autoridades le rebautizaron con el nombre de "GALATEA". Durante los primeros 5 años de servicio era utilizado para la formación de los futuros Oficiales y al entrar en servicio el Juan Sebastián Elcano paso a ser buque escuela auxiliar. En 1.959 realizó su último viaje como buque escuela quedando como buque pontón escuela de maniobra en el Arsenal Militar de Ferrol para pasar posteriormente a la E.N. de La Graña.